¿Para qué es importante aprender a meditar?

Posted by on Mar 15, 2017
¿Para qué es importante aprender a meditar?

A través de la Meditación creamos espacio y un contacto con el centro de nuestro Ser. Aquietando el cuerpo y aquietando la mente, creamos la posibilidad de entender la naturaleza de nuestros diálogos internos, experimentando una dimensión de nuestro Ser que va más allá del pensar, el sentir y el querer : el contacto con el centro, nuestra fuente.

Meditar alinea nuestra energía y nos permite encontrarnos con quiénes estamos siendo aquí y ahora. Meditando abren oportunidades para darnos cuenta de lo que sucede en nuestro presente y tomar conciencia de nuestro camino, porque al meditar entramos en contacto con nuestro centro, la fuente de nuestra energía, nuestro Ser.

Al meditar integramos el Yo y el Espíritu que somos, y así podemos experimentar vívidamente nuestra voz interior, la sabiduría interna, nuestra divinidad.

Aprender a meditar es un ejercicio para aprender a vivir mejor cada día. Aprender a meditar nos permite crear una higiene mental (lo mismo que es el baño para el cuerpo), para así entrar en una dimensión más elevada de nuestro Ser.

Cuando logramos soltar lo denso que habita en nuestra mente, esos pensamientos que enredan, y alivianamos nuestra energía mental, podemos renovarnos. Es muy importante limpiar nuestra energía mental, y precisamente eso sucede cuando meditamos : limpiamos nuestros pensamientos y creamos espacio en nuestra psique, armonizamos nuestra energía para poder experimentar la plenitud.

El objetivo es aquietar la mente y purificarnos, para así poder unir nuestra Conciencia con el Centro, el Sí-Mismo, nuestra fuente de Amor, Luz, Vida, Origen, Espíritu. La meta es aprender a conectarnos con esa fuente, y que cada vez sea más directa y profunda esa conexión.

Diferentes tipo de Meditación

Existen muchísimos tipos y estilos diferentes de meditación, sea de forma estática o bien de forma dinámica, es decir, meditación en quietud o meditación en movimiento. Lo central es lograr el aquietamiento de la mente para percibir el espacio que se abre cuando no pensamos. Cuando aquietamos la mente y creamos ese espacio, despertamos la conciencia de ese vacío, esa nada de pensamientos que enciende la luz del corazón, del espíritu, de la voz interior, y nos acerca a nuestra Verdad.

Podemos realizar meditación de tipo budista, vipassana, budismo zen, budismo tibetano, o bien meditación de estilo taoísta, o tantas otras. Se trata de probar y experimentar, empezar de a poco y encontrar la belleza de esta práctica.

Yo practico diferente tipos de meditación, integrando la meditación taoísta y la meditación budista, junto con el sonido de los Cuencos de Cuarzo, que creo que son poderosos aliados para lograr la relajación y armonización de los centros energéticos del cuerpo, además de potenciar la capacidad de lograr el espacio de vacío mental y despertar la voz interior equilibrante.

Meditacion con Cuenco de Cuarzo, La Barra, Punta del Este, Uruguay

Algunos Ejercicios 

Te propongo algunos ejercicios simples de meditación para que puedas vivenciar esta experiencia. La práctica de la meditación conduce a una existencia más vital, plena y feliz. Al igual que el ayuno físico purifica las esencias del cuerpo, así el ayuno mental o meditación purifica la mente y restablece los poderes originales del espíritu, eliminando todos los pensamientos que distraen y todas las emociones que perturban.

Ejercicio 1

Como la mente y el cuerpo se encuentran en un mismo Todo, una de las maneras de conseguir una mente serena es a través del cuerpo.

  • Busca un lugar tranquilo, alejado de las distracciones y de posibles interrupciones.
  • Acuéstate en el suelo boca arriba, con los brazos reposando a los lados del cuerpo.
  • Eleva las rodillas de manera tal que las plantas de los pies queden apoyadas en el suelo.
  • Permanece en esa posición durante unos segundos.
  • Dejar que la atención se pose en el propio cuerpo. ¿Hay algún músculo tenso? Percibe de qué manera el cuerpo entra en contacto con el suelo, la tierra. ¿Está ejerciendo presión o los músculos se sueltan y reposan en la superficie? ¿Sientes el apoyo, el sostén de la tierra debajo de tu cuerpo?
  • En este primer momento solo se trata de percibir las sensaciones, sin intentar modificar nada.
  • Transcurridos un par de minutos, los músculos liberarán el exceso de tensión. Es importante dejar que el cuerpo responda por sí mismo y no hacer nada, excepto mostrarse abierto a la posibilidad de estar más relajado. Simplemente concéntrate en soltar.
  • Presta atención a los movimientos naturales de los músculos.

A medida que vayas practicando esta meditación aumenta el tiempo destinado a ella.

Ejercicio 2
  • Busca un lugar tranquilo y siéntate cómodamente sobre un pequeño almohadón en el suelo.
  • Cierra los ojos.
  • Durante los primeros instantes, no deben rechazarse ninguno de los pensamientos o imágenes que aparezcan en la mente, pero sí debe evitarse el extraviarse con alguno de ellos. Suelta cada pensamiento como si fuera una nube en el cielo.
  • Concéntrate en el momento presente, el aquí y el ahora de la meditación, prestando atención a la respiración y permaneciendo serenamente sentado.
  • No realices ningún tipo de esfuerzo y deja que la mente encuentre su ritmo natural.
  • Cuando aparezcan pensamientos, simplemente espera a que se calmen por sí mismos y suéltalos como nubes, concentrándote en la respiración.
Ejercicio 3
  • En un sitio tranquilo y cómodo, cierra los ojos.
  • Imagina un lugar. Puede tratarse de uno que ya conoces o de alguno que quieras conocer. Es preferible que se trate de un sitio apacible en contacto con la naturaleza.
  • A medida que se “viaja” a ese lugar, percibe la belleza de la visualización y también percibe cómo las preocupaciones cotidianas van desapareciendo.
  • No se necesita desear ni tener nada: tienes todo el tiempo del mundo para relajarte y gozar de ese lugar.
  • Retiene esa imagen durante un par de minutos y cuando así lo sientas dar por finalizada la meditación, abriendo los ojos.

 

4 Comments

  1. Alessandra
    March 17, 2017

    Gracias Carolina, muy importante integrar la meditacion en lo cotidiano! Apenas hize un curso de meditacion Vipassana y senti’ que recibi’ un gran regalo para toda la vida.. lo recomiendo muchisimo, los cursos estan en todo el mundo, y la tecnica es transmitida con mucha pureza. A veces cuesta integrar la meditacion a la rutina del dia a dia, especialmente al principio, por esto ayuda mucho tambien juntarse en grupo a meditar 🙂 aunque sea de vez en cuando o una vez por seman, o hacer algun retiro para aprender, motivarse e inspirarse! Saludos

    • Carolina G
      March 21, 2017

      Hola Alessandra, sin duda la energía grupal y la instrucción en meditación es muy importante… y ayuda en este maravilloso camino… 🙂

      Abrazo!

  2. Josefina
    March 21, 2017

    Quiero recibir posts
    Gracias

    • Carolina G
      March 21, 2017

      Hola Josefina, como estas? Puedes inscribirte para recibir el Newsletter 🙂

CLUB DE SUSCRIPTORES BY CAROLINA G
Unirte al Club implica recibir nuestro Newsletter con el clima astrológico del momento y las últimas novedades. 
Es gratis, semanal y abierto a todos aquellos que quieran alinearse con las energías del Cielo y la Tierra.
Respetamos siempre tu privacidad