El Arbol y la Navidad : Simbología del Renacimiento del Sol

Posted by on Dec 24, 2017
El Arbol y la Navidad : Simbología del Renacimiento del Sol

La Navidad es la celebración del renacimiento del Sol. Y el Árbol es uno de los símbolos esenciales de todas las tradiciones espirituales y de la naturaleza misma. Prácticamente todas las culturas antiguas de nuestro Planeta Tierra rendían al árbol homenajes y veneraciones variadas. Y actualmente casi todas las naciones eligen un árbol que los representa. Asociaciones entre árboles y dioses son muy frecuentes en la mitología, y la Navidad toma al árbol como eje de la celebración.

La Navidad es la celebración del Nacimiento del Sol tras el Solsticio de Capricornio, la esperanza de un nuevo ciclo de florecimiento. En todas las culturas y tradiciones espirituales del mundo, de una u otra manera, cada Solsticio da lugar a diferentes celebraciones al Sol. La Navidad es el día de Re-Nacimiento anual del Sol, algo que los Romanos llamaban Nativitas (nacimiento en latín). Tengamos presente que en esa zona del mundo, el Solsticio de Capricornio abre el Invierno, y allí ahora el Sol comienza a brillar cada día un poco más, renaciendo la luz en todo sentido.

Es curioso, sincrónico, que el símbolo central de la Navidad sea un árbol con una estrella en su cima, simbología que se relaciona íntimamente con el arquetipo de Capricornio, signo de Tierra simbolizado por la cabra que asciende paso a paso en su camino hacia la cima de la montaña.

El árbol representa, en el sentido más amplio, la vida del Cosmos, su densidad, crecimiento, proliferación, generación y regeneración. Como vida inagotable, el árbol simboliza una “vida sin muerte”, un punto de conexión entre el cielo y la tierra en la que convergen los reinos superiores e inferiores.

Según Mircea Eliade, el árbol es el centro del mundo, el Axis MundiEl árbol, símbolo de este “eje del mundo”, comunica los reinos inferiores para que puedan ascender a los superiores y las bendiciones de estos reinos superiores puedan descender a los inferiores y diseminarse por todos ellos. El árbol es ombligo y punto de partida del mundo.

El símbolo puede encontrarse en culturas chamánicas o basadas en creencias animistas, en las principales religiones del mundo y en civilizaciones urbanas tecnológicamente avanzadas. En palabras de Mircea Eliade“todo microcosmos, toda región inhabitada, tiene un centro; esto es, un lugar que es sagrado por encima de todo”.

Según Carl Gustav Jung, el árbol es un símbolo del proceso de individuación y de la integración en el Sí Mismo, centro y totalidad de la psique. Representa la evolución de las fases del proceso de transformación y sus frutos y flores significan la coronación de la obra. “El árbol, columna del universo, produce su encantamiento tocando en lo más profundo de nuestro inconsciente, y una estrella en la punta intenta guiarnos en la oscuridad de la ignorancia. Hacer consciente este profundo simbolismo arquetípico y el sentido de las tradiciones, puede ayudarnos a rescatar el carácter sagrado del símbolo en la navidad y su importante significado psicológico”.

De esta forma, el árbol, que simboliza a la celebración tradicional de la Navidad, contiene un importante significado de integración personal, de completud, y de crecimiento. En este sentido, el Árbol de Navidad simboliza el proceso evolutivo de todo crecimiento, sea de una idea, vocación, voluntad, etc. Y su estrella en la punta simboliza la figura del guía interno y externo, la confianza en la Providencia, y en la sabiduría del Universo.

Por todo esto, es importante que en esta Navidad podamos conectar conscientemente con nuestro proceso evolutivo, la fuerza de voluntad, el crecimiento, la estructura que ahora queremos construir, los sueños a materializar, los objetivos y logros a alcanzar.

La Navidad es tiempo de abrazar, proteger, darnos a nosotros mismos lo que merecemos, y así poder verdaderamente abrazar y dar afecto a los demás.

Mirar hacia lo alto,
Crear conciencia de las metas, objetivos, logros a alcanzar,
Animarse a concretar el deseo,
Para luego planificar el camino hacia la cima,
Comenzar por pequeños pasos,
Para materializar los sueños,
Construir la vida que queremos,
Apuntar con el centro del corazón hacia el Sol,
Saber pedir al Universo,
Y a uno mismo,
Entregarse por completo a ese sueño,
Permitirse el esfuerzo, la disciplina, la constancia,
Conciencia,
Presencia,
Responsabilidad,
Todo eso vibra la temporada Capricornio.
El Tiempo es Ahora.

💚🌟🍀

Feliz Navidad!

blue-tree-monet-painting-background

Arte : Arbol Azul de Monet

2 Comments

  1. Laura
    December 24, 2017

    Feliz Navidad Carolina, que la estrella de Belen ilumine tu sendero y tu vida.
    Gracias por tu aporte al mundo, a la comunidad y a mi personalmente.

    Abrazos.
    Laura Cabrera

    Reply
    • Carolina G
      December 27, 2017

      Mucha gracias Laura, un gran abrazo para ti y espero tengas un muy buen año 2018!!
      Felicidades 🙂

      Reply

Leave a Reply

CLUB DE SUSCRIPTORES BY CAROLINA G
Unirte al Club implica recibir nuestro Newsletter con el clima astrológico del momento y las últimas novedades. 
Es gratis, semanal y abierto a todos aquellos que quieran alinearse con las energías del Cielo y la Tierra.
Respetamos siempre tu privacidad